Leyenda del diablo confesor

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Leyenda del diablo confesor

Mensaje  Invitado el Mar Feb 23, 2010 8:29 am

Saludos compañer@s:


Aquí os dejo otra leyenda.....Espero que os guste.....




LEYENDA DEL DIABLO CONFESOR






Don Ángel Arellano era un noble toledano querido y respetado en la ciudad.Su bondad,su sabiduría y su caridad habían hecho de él un personaje admirado por todas las clases sociales de la ciudad.Su palacete,sito en el callejón de San Pedro,estaba siempre abierto para aquellas personas que pudieran necesitar de su ayuda,caridad o consejo.Algunos decían que,incluso era un hombre muy próximo a la santidad.
Pero Don Ángel no era totalmente feliz.No podía sentir la satisfacción que producían las buenas acciones.Algo que le reconcomía el alma.
El causante de tal desdicha era el único hijo de Don Ángel.Un joven llamado Gonzalo,el cual era un claro ejemplo de malicia y ruindad,que quizá para diluir la fama de santidad de su padre,iba pregonando embustes sobre las virtudes de alguna doncella o las economías de un noble.E incluso interrumpía los rezos de las beatas o la inocencia d elos niños.Y no había pelea en la que no estuviera tomando parte.
Y debido a éso,Don Ángel había minado las riquezas de la familia,viéndose obligado a hacer sobornos e indemnizaciones por causa de su hijo.
Dicen que el amor es la más poderosa de las energías y,transcurrido un timpo,éste hizo su aparición en forma de una bella muchacha que respondía al toledano nombre de Sagrario.Su carácter,su belleza y su sencillez,encandilaron el hasta ahora desconocido corazón de Gonzalo,convirtiéndolo en un hombre pacífico,honrado,temeroso de Dios y bueno.Hasta qué punto no sería tajante el cambio,que sus conocidos,sus víctimas y su propio padre no daban crédito a lo sucedido sino por la intervención de un santo o un milagro.
Y es ahora,cuando las cosas andan como deben,cuando el mal hace su aparición torciendo el camino del padre y del hijo hasta lo imposible.La baja condición de Sagrarrio,hija de un pescador del Tajo,empañaba día a día la alegría de Don Ángel,que se propuso evitar como fuese aquella relación inapropiada para la nobleza de su hijo.
Aquello provocó agrias y violentas discusiones entre los dos,pero ninguna como la de aquella mañana de jueves santo en la que algunos vecinos juraron haber llegado a oir el temible sonido de las espadas al salir de sus vainas.
Don Ángel arrepentido,se dirigió a la Catedral para hacerse oir en confesión después de la trifulca,pero al llegar al templo observó la extensa fila de pecadores que aguardaban el sacramento en tan señaladas fechas.
Cerca de la puerta llamada Del Perdón,le pareció ver un confesionario solitario y hacia él se fue con el corazón encogido y el ánimo de recibir alivio para su alma y consejo para su hijo.Se arrodilló,se santiguó y comnezó el relato de los hechos.
Minutos después lo vieron abandonar el confesionario,aterrorizado y,dijeron algunos,como si al mismísimo diablo hubiera visto enaquella puerta.Los más curiosos se acercaron al lugar y,al encontrarlo vacío,criticaron a Don Ángel pensando que se había burlado de ellos y de la iglesia en plena Semana Santa.
Gonzalo,su hijo,amaneció asesinado en su lecho con las sábanas ensangrentadas y la daga familiar clavada en el corazón.Don Ángel fue rápidamente detenido como autor de los hechos y,sometido a interrogatorio,confesó.
Afirmó que fue el sacerdote que le confesó el que le sugirió la muerte de su hijo como única posibilidad de evitar aquel matrimonio que acabaría con su felicidad.El hombre pedía a gritos que entendiesen el enorme sacrificio que le supuso cumplir aquel consejo,pero que el cura había insistido en que era la única oportunidad para salvar su alma.
La Catedral confirmó que aquella mañana ningún sacerdote estaba allí destinado,y los alguaciles encontraron alos testigos que juraron ver el confesionario vacío.Dos de ellos juraron que había un extraño olor a azufre y pescado podrido.
En Toledo corrió la noticia de que el mismísimo diablo,disfrazado de sacerdote,había incitado al noble a a sesinar a su hijo consiguiendo cortar de raíz su incipiente bondad y condenando al bueno de su padre al castigo eterno.
Quitaron el confesionario por miedo a que el diablo,animado por su éxito,utilizara la misma treta y,parece ser,muchos toledanos tardaron tiempo en volver a confesar por miedo a la intervención de Satanás.
Recuerda:es preferible la prudencia y algo de temor en las calles de Toledo que descubrir la verdad en algunos refranes.....

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Leyenda del diablo confesor

Mensaje  Saguardia el Mar Feb 23, 2010 10:23 am

Ooh, estupendo.

Me encanta Very Happy , ya te digo que adoro el folklore medieval.

Muchas gracias, Templar.

Un saludo
Frater Saguardia
avatar
Saguardia
Signum Fenix
Signum Fenix

Cantidad de envíos : 524
Fecha de inscripción : 25/08/2009
Edad : 26
Localización : Madrid

Ver perfil de usuario http://server4.foros.net/index2.php?mforum=LeoCrucis

Volver arriba Ir abajo

Re: Leyenda del diablo confesor

Mensaje  Donna Ysabel de Montblanc el Mar Feb 23, 2010 4:31 pm

Me ha encantado, gracias por tus aportaciones, Maese Templar!! Smile
avatar
Donna Ysabel de Montblanc
Alferez De Fernando III
Alferez De Fernando III

Cantidad de envíos : 832
Fecha de inscripción : 11/08/2009
Edad : 44
Localización : Tierras de Magerit

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Leyenda del diablo confesor

Mensaje  Invitado el Miér Feb 24, 2010 8:45 am

De nada...estoy reuniendo un montón de ellas...Siempre he dicho que e suna ventana a un modo de vida de una época en concreto...Y Toledo está plagado de leyendas.....Y me parecen muy interesantes...Son una manera de ver la vida,de pensar,que tenían las gentes de la época medieval.....

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Leyenda del diablo confesor

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.